Si no eran suficientes los problemas generados por la actual pandemia dentro de la industria de los videojuegos, otros nuevos aparecen. Recientemente, Sony hablaba de que su nueva consola no presentaría problemas de temperatura y, por lo tanto, se podría colocar en cualquier rincón del hogar. Sin embargo los contratiempos no han tardado en llegar.

Algunos desarrolladores se quejaron del sobrecalentamiento de la nueva consola, por lo que la función de su diseño no tiene la eficiencia que se esperaba. El gran hueco que la nueva PlayStation 5 aseguraba tener para un mejor flujo de aire y, por lo tanto, una mejor refrigeración. Sin embargo, recientes pruebas por parte de los desarrolladores podría confirmar que su función no abarca el problema de sobrecalentamiento por completo.

 

En el mes de febrero, se hablaba de que Sony había invertido una gran cantidad de dinero para conseguir un sistema de refrigeración eficiente que beneficiara a los jugadores, mejorando así su experiencia. Sin embargo, no sabemos si este gasto supondría un aumento en el precio final de la consola.

Aunque Sony no ha hablado todavía sobre si este problema podría afectar a la fecha de lanzamiento de PlayStation 5, la salida al mercado de su mayor competidora Xbox Series X en las mismas fechas, hacen que la presión sea todavía mayor.