Para muchos jugadores fue una auténtica pesadilla la desaparición de Fortnite durante dos días. Hasta el punto de que se daban a conocer todo tipo de reacciones por parte de los jugadores. Pero mientras que muchos esperaban el regreso de este gran battle royale y todas las novedades que traería, otros tantos filtraban la información que estaría disponible en el nuevo capítulo.

Ya no es la primera vez que nos encontramos con una denuncia por parte de Epic Games a aquellos que han filtrado la información del juego. El último caso se ha dado a conocer recientemente y es el de Lucas Johnston, uno de los tester del equipo de desarrollo de Keywords Studios y que habría filtrado nuevo contenido de esta temporada. Algo que según indica Epic Games, estropea el factor sorpresa.

Una demanda por estropear la experiencia de los jugadores

Fortnite | Epic Games

Según ha indicado el medio Canadian Press, la compañía Epic Games ha denunciado a Johnston alegando que ha sido el responsable de la publicación de información altamente confidencial. Y según indican los documentos presentados, el responsable habría tomado capturas de pantalla de los nuevos contenidos y se las habría enviado a si mismo por correo electrónico, aunque indica que “no sabe cómo terminaron en internet”.

Por otra parte, debido a una de las investigaciones de Keywords Studios se ha descubierto que Johnston mantiene tres amistades comunes con el responsable de publicar sus capturas en el foro de Fortnite Competition. Unos datos que le han llevado a perder su trabajo desde el 13 de septiembre, apenas un día después de que se publicasen las imágenes. Un caso por el que se busca una compensación de 85000 dólares por los daños causados.

Os recordamos que Fortnite está disponible en PC, Nintendo Switch, Xbox One, PlayStation 4, iOS y Android.