Ya os hemos hablado varias veces de lo mucho que pueden costar algunas de las cartas relacionadas con la franquicia Pokémon. Si bien la mayoría apenas cuestas unos pocos céntimos, especialmente las modernas, algunas de las más antiguas pueden valer literalmente varios miles de dólares. La franquicia Pokémon ha lanzado miles de cartas desde que se comenzaron a distribuir en todo el mundo en el año 1996, inspiradas en las criaturas de los videojuegos Pokémon Rojo y Pokémon Azul.

Las cartas raras de Pokémon pueden llegar a costar entre 7.000 y 15.000 dólares, siendo muchas de estas cartas de edición muy limitada de poca tirada o, especialmente, cartas especiales dadas a algunos jugadores que en los años 90 o principios de los 2000, ganaron algún torneo y recibieron cartas especiales como premios. Por este motivo de esas cartas apenas hay unidades, y por ello también son tan codiciadas por los coleccionistas.

Ha sido la casa de subastas Goldin Auctions la que recientemente ha subastado una carísima colección de cartas Pokémon que, a muchos, sin duda nos darían para comprarnos un piso o terminar de pagar la hipoteca... La venta en una subasta de las cartas llegó hasta los 107.010 dólares, cifra que un coleccionista quiso pagar debido al buen estado de las tarjetas Pokémon -y evidentemente a su rareza-.

Cartas de Pokémon | Pixabay

La colección subastada estaba formada por nada menos que 103 cartas de Pokémon, todas calificadas como raras, si bien la media está cercana a los 1.000 dólares por carta. El estado de cada carta era perfecto, con una valoración en sus condiciones de Gem Mint 10 que, en el argot de coleccionistas de cartas y cromos, es un estado prácticamente perfecto -como acabado de salir de la fábrica-. Entre las cartas más raras se encontraba la primera edición de Charizard -esta cuesta más de 10.000 dólares dependiendo del estado-, así como tarjetas holográficas para Blastoiise, Alakazam y Chansey.

La carta más cara del mundo de Pokémon, que no estaba en esta colección, es la conocida como "Tarjeta Pikachu Illustrator", que fueron entregadas a los ganadores de un concurso en 1998. Sólo existen 20 o 30 tarjetas de estas, no todas en buen estado, y su precio está entre los 90.000 y 100.000 dólares.